Iniciar Sesión / Registro  
   
 
HLI: JUAN CARLOS DE BORBON SE EXCOMULGO AL FIRMAR LA LEY DEL ABORTO

A raíz de la felicitación que a principios de enero de 2013 realizara el cardenal Rouco Varela a don Juan Carlos de Borbón, por su 75 cumpleaños, asegurando que “España puede encontrar en sus años de reinado motivos de inspiración para mirar adelante con fortaleza”, conviene recordar las declaraciones y advertencias que hace unos años manifestara Vida Humana Internacional (la mayor organización pro-vida católica a nivel mundial) e incluso los propios obispos españoles.

Concretamente, en Noviembre de 2009 y ante la inminente aprobación de la reciente ley del aborto en España, los obispos españoles declararon que cualquier político que votase a favor de proyectos de ley o leyes pro-abortistas, se excomulgarían automáticamente a sí mismos.

En Febrero de 2010, un grupo de teólogos católicos animaron a Juan Carlos de Borbón a no firmar la ley, mediante la campaña "majestad no firme".

Después de que la ley pasara por el parlamento, Fr. Thomas Euteneuer, presidente de Vida Humana Internacional, se sumó al clamor de la Iglesia católica, rogando al Jefe del Estado Español que no firmase esa Ley:

“El mundo está vigilando”, dijo Euteneuer, para ver si el rey Juan Carlos “abdicará o no de su liderazgo moral ante la nación firmando las órdenes de ejecución de millones de bebés españoles que serían asesinados por el aborto”… “Él ya ha sido cómplice, con su firma, de la muerte de millones de personas con la primera ley del aborto que firmó en 1985 y cómplice de otras leyes inmorales, como la ley que autoriza el matrimonio del mismo sexo en 2005”.

Muchos esperaban que dimitiera, incluyendo algún eclesiástico que, citando los artículos 62 a 91 de la constitución, sostenía que el rey Juan Carlos I tenía poca libertad de acción y simplemente no le quedaba más remedio que respaldar cualquier legislación que le remitiera el gobierno, dado que sus competencias son puramente ceremoniales.

Vida Humana Internacional argumentó, sin embargo, que esta posición es claramente errónea. En el ejercicio de su cargo, Juan Carlos de Borbón no pierde los derechos y deberes inherentes a la persona humana, ni los inherentes a un católico, así que Juan Carlos tiene el derecho y el deber de actuar de acuerdo a su conciencia cristiana.

“Todos los reyes católicos de España, especialmente Fernando e Isabel, se horrorizarían ante la posibilidad de firmar una legislación asesina y se mantendrían en un juicio feroz ante un rey que abdicase de su responsabilidad moral ante su pueblo en este acto”, dijo el Euteneuer. Y no podemos olvidar lo que también dijese Monseñor Guerra Campos cuando firmara Juaan Carlos la primera Ley del Aborto y que pueden leer al final de la noticia de este enlace.

De acuerdo al sondeo sobre la legislación, todo parece indicar que si Juan Carlos se hubiera negado a firmar la ley, hubiera tenido a una mayoría de españoles a su lado. Una encuesta realizada por el Instituto Noxa en octubre de 2009 puso de manifiesto que los ciudadanos españoles tienden a oponerse antes que apoyar aun más, la expansión del aborto. HLI también recordó que entre la realeza de Europa existen precedentes para la objeción de conciencia a legislaciones inmorales, como es el caso del Gran Duque Enrique de Luxemburgo sufrió la inhabilitación temporal de sus poderes, por negándose a firmar un proyecto de ley que habría legalizado la eutanasia en Luxemburgo. Del mismo modo, el rey Balduino de Bélgica renunció a su trojno en 1990, por negarse a que el Parlamento de Bélgica le obligase a firmar la legalización del aborto.


Monseñor Ignacio Barreiro (de Vida Humana Internacional) condenó la firma de la nueva ley del aborto española por parte del rey de España Juan Carlos I, y declaró que con ello, Juan Carlos de Borbón se había excomulgado así mismo, de la Iglesia Católica. Por ello, Vida Humana Internacional llegó a pedir públicamente a la Conferencia Episcopal Española, que le excomulgase por firmar la reciente Ley del Aborto:

“Estamos muy decepcionados de saber que el Jefe del Estado Español firmase esta terrible ley”, dijo Mons. Ignacio Barreiro, director ejecutivo de la oficina de Vida Humana Internacional en Roma, y en un e-mail enviado a LifeSiteNews: http://www.lifesitenews.com/ “Sí, porque ha firmado otra legislación que menoscaba la ley moral y la enseñanza católica y no viene como una sorpresa”.


Monseñor Barreiro señaló que, en realidad, ninguna ley puede obligar al Jefe del Gobierno a firmar una ley inicua: “Juan Carlos posee el derecho absoluto para seguir su conciencia. Ninguna ley positiva puede eliminar esta libertad de ningún ciudadano y mucho menos el rey”, y añadió:

“Recientemente, otra realeza europea ha demostrado tanto el conocimiento de este precepto moral básico como el coraje para abstenerse de respaldar leyes injustas”. “Así, mientras que la ley positiva española puede exigir su respaldo, ambas leyes divina y natural exigen que él rechace el respaldo de cualquier legislación inmoral, especialmente aquella que resultará en la muerte de incontables números de seres humanos no nacidos”.

“Más aún”, escribió Barrero, “creemos que por el Canon 915, Juan Carlos ha incurrido en una sentencia de excomunión latae sententiae, y su acción resultó directamente en la promulgación de esta gravemente inmoral expansión del aborto”.

Una sentencia de excomunión latae sententiae es una sanción automática, contenida en la ley de Derecho Canónico la Iglesia, separando a un católico de la comunión de la Iglesia por ciertos pecados.

Así, el Canon 915 del canon del Código de Derecho Canónico de la Iglesia Católica aparta de recibir el sacramento de la sagrada comunión a individuos que han participado en “grave pecado manifiesto”.

El Canon 1398 de la ley aplica una excomunión automática a cualquiera que procure un aborto logrado.

Sin embargo, a pesar de que los obispos españoles declararon en Noviembre de 2009 que aquellos que votaran la ley recibirían la sanción contenida en el canon 915, evidentemente y aunque pocos deseen recordarlo públicamente, somos muchos los que nos percatamos que esa misma sanción, es aplicable a Juan Carlos de Borbón.


Fuentes:
http://www.lifesitenews.com/news/archive//ldn/2010/mar/10030501
http://www.lifesitenews.com/news/archive//ldn/2010/mar/10030203

http://www.abc.es/sociedad/20130110/abci-rouco-201301092210.html


Jorge Benito/Cruz de San Andrés


 
 
     

Regístrate o inicia sesión para poder leer o escribir comentarios,
Haz click aquí para comenzar
 
 
     
Efren
 
De facto, Felipe Gonzalez y Zapatero por promoverlo y Aznar y Rajoy por mantenerlo, están en peor o en semejante situación a la de Juan Carlos.
 
 
     
sopaclamilo1 La objeción de conciencia, en estos casos, significa libertad. Igualmente es necesario que la Iglesia hable alto y claro afirmando claramente quién está fuera de la misma debido a praxis incompataibles(excomulgado).
 
 
     
Efren
 
Por supuesto, soplacamilo1. Y de paso, que no nos pongan de ejemplo a un inmortal indeseable.
 
 
     
 
 
 
     


 
 
     


 
 
     


Rokan Buenas noches; un saludo. ...
Efren Gracias Jaad 34 ...
Baucan Muy interesante. Sólo una apreciación. La exp ...
lgomez No comprendo este movimiento.... La Fé debemos pr ...
lgomez No comprendo este movimiento.... La Fé debemos p ...
 
 
     
   
   
delegaciones quienes somos y manifiesto fundacional terminos y condiciones de uso entrevista a Efren Pablos